lunes, 30 de septiembre de 2013

Libro recomendado

De nuevo nuestro hermano cofrade José María Ávila nos obsequia con una publicación cofrade. En este caso, sobre el mundo de la carga. 
Con un título tan sugerente como "No sus fieis de las horquillas. Teoría inédita del hermano de carga cacereño", el autor nos hará identificarnos con muchas de las cosas que cuenta. Y a aquellos que no conocen el oficio del hermano de carga, les hará acercarse con acierto a lo que significa llevar un Paso sobre los hombros.



Para más información sobre el libro, pinchad aquí.

Tal como hice con el anterior libro de José María Ávila, os dejo el prólogo, que en esta ocasión también he escrito yo, por lo cual estoy muy agradecido al autor de tan magnífico trabajo.



Prólogo del Libro “No sus fiéis de las horquillas. Teoría inédita del hermano de carga cacereño”

No puedo hacer otra cosa para comenzar el prólogo de este libro, que agradecer profundamente a José María Ávila Román que se haya vuelto a acordar de mí para esta tarea. He de reconocer que, después de haber prologado su anterior obra, es un auténtico orgullo que haya querido darme una segunda oportunidad.

El libro que el lector ha tenido la inteligencia de comprar, y que ahora va a leer, es un libro profundamente cofrade. Pero, por supuesto, no es uno de tantos.
En la Semana Santa cacereña hay muchas y muy buenas publicaciones, se ha escrito mucho, y la mayoría muy bien escrito, pero este nuevo libro sobre nuestra Semana Santa viene a aportar un punto de originalidad muy particular, y a la vez muy necesario.

No vamos a leer otro trabajo más sobre la riquísima historia de nuestra celebración pasionista. Hoy tenemos en nuestro poder un ejemplar tremendamente diferente, original, y cuya literatura nos hacía falta.

Escrito desde el particularísimo estilo de José María Ávila, el libro bucea con acierto en los sentimientos del mundo de la carga en nuestras Cofradías. Y no tiene un punto de reflexión concreto, no fija su mirada en un único aspecto, sino que hace un recorrido muy amplio y global sobre los pensamientos, teorías, vivencias y, en definitiva, la vida del mundo de abajo, del mundo del varal.

Eso sí, el hermano de carga con solo leer el título del libro –toda una declaración de intenciones- intuirá que se va a encontrar con relatos que le van a motivar.

Desconozco si con este libro su autor ha querido rendir homenaje a los hermanos de carga y todo lo que los rodea, pero lo que sí sé, es que todo aquel que lea el libro y haya cargado alguna vez, se va a ver reflejado en algún momento. Con lo que ello conlleva de homenaje no necesariamente pretendido, al que el autor es capaz de llegar incluso a través de la crítica.

Quiero reseñar un aspecto que me llama la atención del libro, y del modo de proceder de su autor: José María es un cofrade joven, aunque ya con muchas horas de vuelo, bastantes años de experiencia y muchas procesiones sobre sus hombros. Muchas, puedo certificarlo porque en un gran número de ellas nos hemos batido el cobre bajo el mismo varal. Ha vivido las peores y las mejores épocas de muchas cofradías. Ha presenciado cambios, transformaciones, transiciones de toda índole, y ha participado activamente como miembro de juntas directivas. Quiero decir con esto que tiene la autoridad suficiente como para hablar por sí mismo, sin recurrir a la opinión de terceros, fijando su propia posición sin necesidad de acudir a nadie. Y sin embargo, en este ejemplar veremos cómo es capaz de proponer sus propias teorías y vivencias, combinándolas con la opinión de personas con las que ha consultado y a las que ha entrevistado para esta obra, por cierto con la capacidad de preguntar tocando las teclas que más suenan.

El resultado, de nuevo, es un libro imprescindible para todo buen cofrade. Entre otras cosas porque gustará tanto al hermano que carga como al que da escolta o realiza otra de las muchas funciones que pueden llevarse a cabo en una Cofradía y en una Procesión.
El hermano que comienza a cargar, aprenderá mucho sobre lo que le va a suceder en la experiencia que le queda por vivir bajo el varal.
El que lleve cargando mucho tiempo, disfrutará con momentos, sentimientos y descripciones que se pueden leer en este libro, porque sin duda va a identificarse con muchas de las cosas que aquí se cuentan.
El que no ha cargado nunca o realiza otras funciones, conocerá más de cerca lo que piensa, siente, sufre y disfruta un hermano de carga, acercándose a este mundo desde una perspectiva certera.

Reflexión a parte merecen los Jefes de Paso, nomenclatura cofrade, especie singular que el autor ha querido tener muy presente en el libro, y a quien le dedica jugosas páginas.

Tiene el lector ante sí un compendio amplísimo sobre el hermano de carga y su hábitat. No puede resumirse en un sencillo acto de prólogo todo lo que va a encontrar, pero desde luego sí que puede decirse, con toda seguridad y con todo acierto, que el libro es realmente bueno.

En mi opinión, tras leerlo me he dado cuenta de que es una obra escrita desde múltiples ángulos, de los cuales quiero señalar dos: el conocimiento y la sinceridad.

Escrito desde el conocimiento, porque obviamente el autor tiene un recorrido y experiencia fuera de toda duda. Lo van a comprobar porque cuenta cosas que les van a provocar una sonrisa, un gesto de reconocimiento, un asentimiento. Porque lo que cuenta es verdad.

Y escrito desde la sinceridad, porque José María expresa en él su verdad, su vivencia, su manera de entender la vida cofrade y el microclima propio del hermano de carga. Sin ahorrar pensamientos, sin escatimar sinceridad, se expresa con una claridad que verdaderamente se agradece.

A la vez, pone de relieve cuestiones que siempre han estado ahí, que siempre las hemos vivido, las hemos pensado, las hemos hecho y sentido, pero sobre las que nunca antes se había teorizado, al menos de manera escrita y formal.

Emplazo al lector a que se sumerja con pasión en su lectura, que disfrute del libro y que comparta sus reflexiones con su familia cofrade.

Que empiece la fiesta.

Cáceres en Semana Santa

Después de mucho tiempo sin publicar entrada alguna, hoy me ha parecido oportuno traeros un vídeo promocional de nuestra Semana Santa Cacereña, realizado hace ya algunos meses por el productor audiovisual Elías Miñana.
Se trata de un vídeo en el que se promociona la ciudad, la gastronomía y el turismo de Cáceres, todo ello relacionado con la celebración de nuestras Procesiones.
No es, por tanto, un vídeo puramente religioso (aunque tiene trazos de ello) ni estrictamente cofrade. Es un trabajo de promoción.
Con estas premisas, y partiendo de la base de que está realizado no para promocionar la Semana Santa únicamente, sino para promocionar Cáceres en Semana Santa, os aconsejo su visionado y disfrute, porque es un trabajo bien hecho, con mucho gusto y con preciosos detalles.